EJE 4: SUPERACION DE LA POBREZA Y DESIGUALDAD SOCIAL

La Región Metropolitana, de acuerdo al Plan Regional de Infraestructura RMS 2015-2022, es la más desigual del país, el que a su vez, es el más desigual de los países OCDE (Coeficiente de Gini) y está entre los países más desiguales del mundo.

Esta desigualdad se refleja escandalosamente de forma espacial y social en la población y la ciudad, donde se evidencian comunas con realidades completamente distintas, desde barrios verdes, hermosos y con todos los servicios, hasta calles de tierra, sin vegetación, inseguras y sin servicios, donde la pobreza se refleja en tomas y guetos sin planificación alguna.

Una investigación realizada por CIPER en 2019, demuestra que estos indicadores se basan exclusivamente en datos provenientes de encuestas de hogares (encuesta CASEN), que no son representativas para los percentiles de más altos ingresos, ya que muy rara vez una persona de altos ingresos aparece encuestada en la CASEN. CIPER menciona un reporte del Banco Mundial, en que analizó los efectos de la reforma tributaria Chilena del 2014, realizó estimaciones de Gini usando datos administrativos de declaraciones de impuesto para ajustar los ingresos de los tramos altos. Este, junto a otros estudios, muestra que la concentración del ingreso del 1% y del 10% más rico no ha caído. Tanto en 1990 como en 2015, el 1% recibía cerca de un cuarto de los ingresos del país. Por su parte, el 10% más rico concentraba el 54% de los ingresos tanto en 2004 (primera fecha de registro) como en 2015. Concluye, entre otras cosas que: el sistema chileno recauda y redistribuye poco. Es un sistema que refleja un pacto social que no le otorga tareas sustantivas al Estado ni un valor preponderante a la igualdad. La crisis del 18/O exige un nuevo sistema tributario: uno que recaude más, y que lo haga de una manera más justa.

Desde la Gobernación lucharemos por cambiar esta realidad y mejorar la calidad de vida de los habitantes más carenciados y vulnerados.