EJE 2: SALUD Y CAMBIO CLIMATICO (CC)

¿Has notado cuando te da fiebre como cambia tu salud, tu estado anímico, el dolor corporal a medida que aumenta la temperatura, llegando incluso a ser peligroso para tu vida? Bueno, eso es lo que nos está pasando, la Tierra tiene fiebre debido a la acción humana y aumenta día a día.

La primera acción a desarrollarse por la nueva Gobernación, en conjunto con el Consejo Metropolitano, es la declaración inmediata de la Región Metropolitana en Estado de Emergencia Climática, esto significa terminar con la inacción y negación respecto del Cambio Climático y sus devastadoras consecuencias debido al aumento de la temperatura global y la destrucción de los ecosistemas. Implica una serie de medidas para reducir sus causas y adaptarnos a sus efectos.

Se trata de una apuesta estratégica común como eje fundamental y transversal de la acción de esta Gobernación y esperemos, del país completo y sus gobiernos nacionales y locales, así como del sector privado. Alrededor de 900 entidades en el mundo ya la han declarado, siguiendo la línea de los objetivos de la Agenda 2030 de Objetivos de Desarrollo Sostenible. En este sentido, “las ciudades son responsables de dos tercios del consumo energético mundial y del 70 % de las emisiones de carbono. También acogen a más de la mitad de la población del planeta. Dado que se espera que la población urbana siga creciendo, será crucial la manera en la que estos centros gestionen el agua, la contaminación, los residuos, el transporte y la energía en la lucha contra el cambio climático” (ONU, 2019). En Chile, el 40% de la población vive en la Región Metropolitana (RM), alrededor de 7.112.808 habitantes (Censo 2017)

Consecuentemente, la pandemia que hoy vivimos sabemos tiene relación directa con la invasión y la destrucción de la naturaleza y la biodiversidad. Los problemas sociales y los problemas ecológicos son dos caras de la misma moneda...la salud del planeta y nuestra salud también.

El Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom en la 73.a  Asamblea Mundial de la Salud, en mayo de 2020, expreso: “Tratar de ahorrar dinero dejando de lado la protección del medio ambiente, la preparación ante emergencias, los sistemas de salud y las redes de seguridad social ha resultado ser un falso ahorro y ahora lo estamos pagando con creces. El mundo no puede permitirse nuevas catástrofes de la dimensión del COVID-19, ya sea a causa de la próxima pandemia o por los daños medioambientales y el cambio climático, cada vez más devastadores. Volver a la «normalidad» no es suficiente”.

Es por eso que decimos con firmeza, basta de explotación y extractivismo, que nos llevaran no a una, sino a muchas pandemias. La vida y la salud dependen de un planeta sano.

Debemos prepararnos seriamente para enfrentar no solo las catástrofes recurrentes de nuestra historia, como terremotos o aluviones, sino también las olas de calor y golpes de calor, los incendios y la desertificación.